Debes saber que los cheques se pueden rellenar de diferentes maneras y reciben una denominación diferente dependiendo de cómo se llena. Estas denominaciones son, al portador, a la orden o nominativo.

¿Qué es un cheque?

Lo que primero debemos saber, es que es un cheque. La explicación más fácil de entender es que el cheque corresponde a una orden que se le da al banco para que este pague los fondos que se indican en el documento.

¿Cómo llenar un cheque?

a continuación detallamos las diferentes denominaciones o formas de completar un cheque:

Cheque al portador

cheque al portador

SI no se tachan las palabras “al portador” este tipo de cheque se paga a cualquier persona que presente el documento a cobro.

Cheque a la orden

cheque a la orden

Cuando se tacha la palabra “al portador” el cheque pasa a ser un cheque a la orden, lo que significa que el documento será pagado solamente a la persona que es indicada en el documento.

Sin embargo, el dueño del cheque lo puede endosar, es decir, escribir su firma en el dorso del cheque, en este caso puede ser cobrado por cualquier persona.

cheque endosado

Cheque nominativo

cheque nominativo

Si se tachan las palabras “a la orden de” y “al portador” el cheque pasa a ser un cheque nominativo, es decir que solo podrá ser cobrado por la persona indicada en el cheque. Este tipo de cheque no puede ser endosado a otra persona.

Cheque cruzado

cheque cruzado

En el caso de que quieras que un cheque no pueda ser cobrado en dinero en efectivo, sino que este deba ser depositado a una cuenta corriente, al cheque se deben trazar dos líneas transversales. Esto se llama cheque cruzado o para deposito.

Debes saber que los cheques a la orden, al portador o nominativos pueden ser cruzados.